Ciclista busca aparcamiento

Ciclista busca aparcamiento

Entraba poco a poco en el interior de este país que  tiene una superficie tan inmensa que en ella cabrían 17 Españas… …y cuando pretendía ubicar mi posición sobre el mapa de papel después de una larga jornada sobre la bicicleta me daba la impresión de que no avanzaba. Me dirigía al estado de Mato Grosso, y durante la travesía pude disfrutar de pueblos que,  por lo de ahora, muestran su pasado colonial y mientras recorría caminando sus calles pude…

Read More Read More

Fue bonito mientras duró

Fue bonito mientras duró

Rodando por caminos de tierra volví a encontrarme con gente sin prisas… … que me recibían mostrándome sus sonrisas y abriéndome las puertas de sus casas … … a la vez que disfrutaba de unos preciosos paisajes me hacían sentir la persona más afortunada del mundo… Me metía por los lechos de los ríos… …empujaba la bici sobre la arena por caminos que no me daban tregua… …sin un solo trecho suave durante cientos y cientos de kilómetros, y mis piernas deseando…

Read More Read More

Por esto, solo por esto, todo merece la pena

Por esto, solo por esto, todo merece la pena

Me propuse volver a restaurar y lentamente mejorar el ritmo perdido, y que mejor destino, como primer objetivo, llegar al Parque Nacional da Chapada Diamantina, a unos 500 Km de distancia… En el camino tuve una aparatosa caída y aunque iba bastante rápido los daños fueron bastante menos dolorosos y aparatosos que los sufridos en mi última caída en Namibia, que me habían dejado de recuerdo once puntos en el brazo. Ahora, y exactamente en el mismo lugar, sobre la marca de…

Read More Read More

Lo poco que me gustan las ciudades

Lo poco que me gustan las ciudades

Para salir de Salvador, de la manera más rápida posible, embarqué en un pequeño transbordador que me dejó en la isla de Itaparica en solo una hora. El horizonte que dejaba detrás de mi no tenía nada que ver con el lugar donde ahora me encontraba… …en la isla de Itaparica, con apenas 50.000 personas, me sentía en las antipodas de Salvador, que estaba solo a unas millas de distancia. Las  playas eran magnificas y había una exuberante vegetación tropical con…

Read More Read More

Gente honrada (y maravillosa)

Gente honrada (y maravillosa)

Tenía que regresar a España y estaba buscando a alguien con el que pudiera dejar la bicicleta y las alforjas. Hablé con Guilherme, un amigo brasileño y antiguo compañero de colegio en Bruselas  que, por suerte para mí, aunque el viviera en Sao Paulo, tenía un amigo que vivía en Salvador de Bahía que  disponía de una casa lo suficientemente grande como para que yo pudiese dejar mis pertenencias sin  causarle grandes molestias. En una mochila aparte (la azul) metí todo…

Read More Read More

¡Tierra a la vista!

¡Tierra a la vista!

  Parecía que el momento de levar anclas y zarpar del puerto de Ciudad del Cabo nunca llegaría. Esta vez no dependía solo de mí y de mi bicicleta y ya hacía más de 3 meses desde que, supuestamente, íbamos a salir la próxima semana. Me dio tiempo para volver a España y pasar dos meses con mi hermana y familia. Despedirme más de 8 veces de los amigos que me había hecho en Ciudad del Cabo y que semana tras…

Read More Read More

Enfermedades

Enfermedades

Sin duda el problema más grande al que he tenido que enfrentarme han sido las enfermedades. Por suerte no han sido muchas las veces que me he puesto enfermo.Sin ir más lejos estuve casi los primeros 4 años de viaje sin enfermar ni una sola vez y eso que alguna noche acampé a -42℃ o bebía agua de los grifos en la India. Tendrá que ver  la buena alimentación y la condición física en la que me encontraba con tanta…

Read More Read More

Los pokot y los turkana

Los pokot y los turkana

Los pokot y los turkana

Salí de Nairobi con la pereza que te da el dejar atrás el confort y las comodidades que te ha ofrecido el paso de unos pocos días  en una ciudad, aunque una vez sobre la bicicleta rumbo a zonas desconocidas y ya sentado sobre el sillín,  la pereza se esfuma tan rápido como el olor a ropa limpia…. Me dirigía hacia el  oeste de Kenia para entrar desde allí a Uganda, pero  antes no quería dejar de visitar una de…

Read More Read More

Nairobi

Nairobi

Nairobi

Me encontré esa estampa tan típica de las películas donde al atardecer tras una acacia o un baobab se pone ese majestuoso y rojo sol  en el horizonte… Grandes y áridas llanuras donde con el paso de los días las sombras eran escasas y a la hora de la siesta no podía dejar escapar cualquier oportunidad… …y los pocos arboles que había servían para colgar la bolsa de agua y regalarme una ducha a la hora de acampar… En lugares diferentes pero  siempre bajo…

Read More Read More